Lectura

Design thinking aplicado a los agronegocios

Gran parte del éxito de cualquier negocio depende de la capacidad de sus equipos para entender las necesidades de los clientes y crear soluciones innovadoras en consecuencia. Esta premisa es una de las bases del design thinking, un proceso de trabajo creativo que también puede aplicarse a los agronegocios.

¿Qué es el design thinking?

El design thinking se define como un proceso de trabajo que ayuda a los equipos de cualquier área a desarrollar su creatividad alcanzando así ideas innovadoras. Este modelo busca resolver problemas desafiantes o poco definidos a través de la construcción de ideas innovadoras y “out of the box”. Normalmente, para implementarlo, se conforman equipos de trabajo multidisciplinarios que aportan ideas diversas.


Las características del design thinking son las siguientes:

  • El usuario siempre es el principal pilar y el centro del proyecto.
  • Las herramientas y formas que se utilizan buscan involucrar a usuarios, equipos y creadores procurando que sea un proceso más ameno y no algo rígido.
  • Al trabajar con equipos multidisciplinares podemos aprovechar las cualidades de todos creando una colaboración constructiva.
  • Se impulsa la curiosidad y la creatividad en todos los sectores.
  • Da espacio para repetir cuantas veces sean necesarias el proceso y así eliminar errores y explorar otros caminos.


Las fases del design thinking son:

  1. Empatía: se busca poner la atención en el público objetivo al que va dirigido el producto o proceso para generar un valor real.
  2. Definición: se aúnan todos los datos disponibles y se comienzan a crear hipótesis y posibles soluciones.
  3. Ideas: se realiza una lluvia de ideas comenzando el proceso creativo. Ninguna respuesta es errónea.
  4. Prototipo: se eligen las ideas más valiosas y se comienza a dar forma a un prototipo.
  5. Evaluación: se le pide a una persona fuera del equipo de desing thinking que valore el proyecto. De esta forma obtendremos una visión externa del mismo y nos permitirá hacer los cambios y ajustes pertinentes.

design thinking aplicado a los agronegocios

¿Cómo se aplica el design thinking a los agronegocios?

En los agronegocios, el método creativo del design thinking puede ser de gran ayuda para crear soluciones innovadoras que generen valor para los usuarios y nuestro negocio prospere y crezca. El design thinking aplicado a los agronegocios ayuda a:


  • Entender las necesidades y preferencias de los usuarios y tener un mayor conocimiento del buyer persona.
  • Rediseñar los problemas desde una perspectiva más humana y menos técnica.
  • Simplificar los procesos y reducir pasos para llegar a un fin.
  • Orientar las soluciones a un nuevo entorno y reinventar modelos de negocio cuando ya no funcionan.
  • Mejorar la experiencia de los usuarios y optimizar las interacciones con el producto.


En nuestro Master Internacional en Gestión de Agronegocios tenemos un módulo enfocado a los procesos de innovación y de desarrollo de producto donde se desarrollan habilidades como el design thinking.


ISAM Academy

Más lecturas

Camara-de-España_Color-2-1-pr0mvjc8iv3r5cotqrf50vplvr0hy7uygd1o6d6xq4
logotipo-camara-comercio-almeria-e1638271857919 (1)

INTERNATIONAL SCHOOL OF AGRI MANAGEMENT S.L ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, cuyo objetivo es conseguir un tejido empresarial más competitivo y gracias al que ha acudido a la VISITA A FERIA FRUIT LOGISTICA 22 para fomentar su internacionalización. Esta acción ha tenido lugar en abril de 2022. Para ello, ha contado con el apoyo del Programa Internacional de Promoción de la Cámara de Comercio de Almería.