Lectura

Ingeniería genética en la agricultura: todo lo que debes saber

La ingeniería genética en la agricultura tiene su origen hace unos 10.000 años, cuando se empezaron a domesticar ciertas plantas, las cuales dejaron de poder vivir en la naturaleza sin la supervisión del hombre. Estos mismos procedimientos que permitieron la domesticación fueron de ayuda para introducir las modificaciones genéticas que hoy en día mejoran la aptitud para el cultivo y la adaptación de la planta a nuevos hábitats.

Según la ISAAA (International Service for acquisition of Agrobiotechnological Applications), en el año 2019 se alcanzó la cifra de unas 190 millones de hectáreas sembradas con transgénicos, y va en aumento.

¿Qué es la ingeniería genética? 

La ingeniería genética consiste en la modificación de los genes de una célula para lograr un objetivo específico, como pueden ser encontrar curas a enfermedades o el estudio de fragmentos de ADN para múltiples propósitos. No solo sirve para cambiar aquellos matices que no queremos sino también para llegar al origen de los mismos.

Este proceso es diferente al de cría selectiva el cual consiste en la selección de plantas o animales con rasgos deseados que, con su crianza, deriva en la descendencia que posee los rasgos deseados.

¿Cómo se aplica en la agricultura?

De igual forma que los humanos o los animales, las plantas también tienen ADN. Dicho ADN contiene unos segmentos llamados genes, los cuales suministran las instrucciones necesarias para la producción de determinadas proteínas. A través de la modificación de genes en el ADN vegetal, los científicos son capaces de controlar múltiples aspectos de la planta: su tamaño, su resistencia, su color, etc.

La modificación consiste en tomar genes de otros organismos (comúnmente de humanos) e introducirlos y combinarlos dentro del material genético de la planta. Como resultado de los numerosos avances tecnológicos, los científicos conocen aquellos genes que resultan en enfermedades y también aquellos que logran combatirlas. Los productos que se obtienen de estas plantas modificadas obtienen el nombre de proteínas recombinadas.

Beneficios de la ingeniería genética en la agricultura

Hay múltiples beneficios de la ingeniería genética, entre los cuales destacamos:

    • Permite producir variedades más resistentes a plagas y enfermedades: gracias a la modificación genética, las nuevas plantas transgénicas logran ser inmunes a múltiples organismos o enfermedades, de forma que se logra aumentar la productividad.
    • Hace posible la incorporación de características deseadas a la planta: por ejemplo se obtienen productos con mayor resistencia, tamaño, mejores cualidades nutritivas, etc…
    • Crea plantas con una mayor adaptación a distintos tipos de ambientes: estos cultivos transgénicos pueden sobrevivir tanto en climas más áridos como en otros más helados.
    • Sistema de producción amigable con el medio ambiente: Además de lo anteriormente dicho, las mutaciones en plantas no dañan el medioambiente
Ingenieros modifican genéticamente una fresa

Conclusiones

La ingeniería genética en la agricultura supone una serie de ventajas que en otros sectores no se podría implementar. En el módulo de sostenibilidad, retos y soluciones de nuestro Máster Internacional en Gestión de Agronegocios aprenderás sobre los retos y oportunidades del mundo agro, como por ejemplo el papel que tiene la ingeniería genética en la prosperidad del sector.

ISAM Academy

Más lecturas